VOLVER
Metodología: VARIABLES OBJETO DE EXPLOTACIÓN

En este epígrafe se enumeran algunas de las variables que se presentan en las Tablas Estadísticas y se describen brevemente las principales características de cada una de ellas.

Variables de clasificación

La tabulación se presenta atendiendo a tres criterios o variables de clasificación procedentes de distintas fuentes tributarias, y son:

  • Comunidad Autónoma
  • Tipo de empresa
  • Agrupación sectorial

COMUNIDAD AUTÓNOMA, obtenida ésta a partir de la localización geográfica de la Delegación de Hacienda donde se presenta la declaración y que coincide a nivel provincial con el domicilio fiscal. Los resultados facilitados para País Vasco y Navarra son parciales, al tratarse de un tributo en régimen de concierto, y los datos disponibles de estas Comunidades Autónomas corresponden exclusivamente a aquellas empresas que tributan en cifra relativa de negocio en Territorio Común.

TIPO DE EMPRESA, obtenido a partir del régimen de tributación señalado en la declaración del Impuesto sobre Sociedades. En función de esta información, las empresas declarantes quedan clasificadas como:

  • Instituciones financieras o de crédito
  • Empresas aseguradoras
  • Sociedades no financieras
  • Fondos de inversión
  • Grandes empresas
  • Exentas
  • Transparentes
  • Empresas de reducida dimensión
  • Cooperativas

La distinción en los tres primeros bloques obedece a las diferencias de índole contable que se recogen en el modelo 200 de la declaración, que incluye unas hojas específicas para la cumplimentación del balance y la cuenta de pérdidas y ganancias de las entidades de crédito y aseguradoras.

Instituciones de crédito es el conjunto de sociedades y entidades cuya actividad principal consiste en financiar, es decir, recoger, transformar y repartir recursos financieros. Estas entidades están obligadas a la elaboración de sus cuentas anuales según las normas de contabilidad dictadas por el Banco de España, se trata de los Bancos y Cajas de Ahorro y otras entidades financieras.

Entidades aseguradoras lo forman las sociedades y entidades cuya actividad principal es asegurar, es decir, transformar riesgos individuales en riesgos colectivos. Se trata de aquellas entidades a las que resulta de aplicación obligatoria el Plan de Contabilidad Sectorial aprobado por Real Decreto 2014/97. Entre las instituciones del seguro se incluyen a los fondos de pensiones y a las entidades de previsión social como mutualidades y montepíos pero no se incluyen a las Mutualidades de funcionarios (MUFACE, MUGEJU e ISFAS), que forman parte de las Administraciones de Seguridad Social.

Las Sociedades no financieras lo integran las empresas con forma jurídica que tributan o declaran por el Impuesto de Sociedades y cuya función principal es la producción de bienes y servicios destinados a la venta que elaboran sus cuentas anuales de acuerdo con el Plan General de Contabilidad aprobado por Real Decreto 1643/90. Constituyen el grueso de la estadística representando más del 99% del total de la población estudiada. Se incluyen en esta categoría los Fondos de inversión, Grandes empresas (excepto entidades crédito y aseguradoras) o empresas cuya cifra de negocios supere los 1.000 millones de pesetas (6.010.121,04 euros), Exentas, Transparentes, Empresas de reducida dimensión o empresas cuya cifra de negocios sea inferior a 500 millones de pesetas (3.005.060,52 euros) y Cooperativas.

AGRUPACIÓN SECTORIAL. La actividad de cada sociedad se obtiene de la actividad principal que figura en el Censo de grandes empresas, de la actividad declarada en el modelo anual de IVA (modelos 390 y 392) y de la información de epígrafes del impuesto de actividades económicas, la cual determina el sector al que pertenece. En función de esta actividad las sociedades se han clasificado en 10 agrupaciones sectoriales:

  1. Energía y agua
  2. Industria
  3. Construcción y Servicios Inmobiliarios
  4. Comercio
  5. Transporte y Comunicaciones
  6. Hostelería y restauración
  7. Empresas financieras y aseguradoras
  8. Servicios a empresas
  9. Enseñanza y Sanidad
  10. Otros

En el sector de empresas financieras y aseguradoras se incluyen las actividades auxiliares financieras, como la contratación y compraventa de valores mobiliarios, el leasing, los fondos de inversión, fondos de pensiones y las actividades auxiliares del seguro desarrolladas por empresas que declaran sus cuentas anuales en el modelo no financiero. Para tener una visión completa del Sector debe tenerse en cuenta a las entidades de crédito y aseguradoras que no se incorporan a este bloque dada la diferencia del balance y de la cuenta de pérdidas y ganancias que no permite una consolidación de sus estados contables.

SIGNO DEL RESULTADO CONTABLE, se trata de una variable de clasificación de segundo orden pero de gran utilidad para establecer las diferencias entre empresas que operan con beneficio y las que operan con pérdidas.

BASE IMPONIBLE POSITIVA, también se trata de una variable de clasificación de segundo orden que aparece en todas las tablas. Para el análisis recaudatorio (ajustes sobre el resultado contable y Liquidación, cálculo de tipo medio y tipo efectivo) es vital esta distinción ya que el devengo del impuesto se produce sólo para empresas con Base imponible positiva.

Variables originales

Las variables relativas a los estados contables (ACTIVO y PASIVO) que aparecen en la Declaración del Impuesto de Sociedades están definidas en el Real Decreto 1643/90, de 20 de diciembre, por el que se aprueba el Plan General de Contabilidad, que entró en vigor en el ejercicio 1991, por lo que no nos referimos a ellas en este documento.

Para las cuentas anuales de entidades sometidas a la circular s normas contables del Banco de España o del Real Decreto 2014/1997 los contenidos y definiciones de las cuentas se encuentran fijados en su articulado.

En la estadística, las variables que se presentan en el balance compuesto de Activo y Pasivo, los Ajustes sobre el resultado contable y la Liquidación son las originales declaradas por los contribuyentes.

Variables derivadas

En el bloque de información relativa a la Cuenta de Pérdidas y Ganancias se ha transformado la clásica estructura DEBE y HABER que aparece en la declaración original por una estructura de presentación de resultados en cascada, cuya denominación es Cuenta de Pérdidas y Ganancias Analítica.

A continuación se definen las partidas que aparecen al seleccionar la opción ‘Cuenta de Pérdidas y Ganancias’ en el bloque primero de resultados para los distintos tipos de sociedades y que no son partidas originales de la Declaración del Impuesto sobre Sociedades por las razones enunciadas.

Cuenta de Pérdidas y Ganancias (Analítica) para Entidades no financieras:

  • La producción incluye el importe neto de la cifra de negocios, el saldo de la variación de existencias de productos terminados y en curso de fabricación, el importe de los trabajos efectuados por la empresa para su inmovilizado y otros ingresos de explotación.

El saldo de la variación de existencias se calcula por diferencia entre las partidas "aumento de existencias de productos terminados y en curso de fabricación" y "reducción de existencias de productos terminados y en curso de fabricación".

  • Los consumos intermedios (CI) incluyen los aprovisionamientos, otros gastos de explotación y otros impuestos. Como en el caso de la producción, en las tablas se desglosan los componentes principales del consumo intermedio, a excepción de la variación de existencias de materias primas y mercaderías, que no existe de forma diferenciada en el modelo 201.
  • El valor añadido (VA) es la renta generada por la empresa en el desarrollo de sus actividades corrientes (la producción de bienes y servicios), siendo la base del reparto de rentas, ya que su saldo se distribuye entre los asalariados (gastos de personal) y la propia empresa (resultado bruto de explotación o excedente bruto). El valor añadido se denomina a coste de los factores ya que se obtiene por diferencia entre la producción a precios de productor y los consumos intermedios valorados a precio de adquisición (incluye los impuestos indirectos pagados por la empresa). Por definición el saldo de esta partida debe ser positivo.
  • La partida de gastos de personal (GP) incluye los sueldos y salarios, las cuotas a favor de los Organismos de la Seguridad Social, las aportaciones por parte de la sociedad a planes de pensiones, los pagos a otras instituciones de previsión social, las indemnizaciones y otros gastos de personal, tales como subvenciones a economatos y comedores, y sostenimiento de escuelas e instituciones de formación profesional.
  • El resultado bruto de explotación (RBE) recoge el saldo diferencial entre el valor añadido bruto y los gastos de personal y constituye el primer indicador de la rentabilidad bruta después de retribuir al factor trabajo. Es, además, el saldo clave para el cálculo del margen bruto de explotación.
  • La partida de amortizaciones (A) incluye las dotaciones de fondos para hacer frente a la depreciación anual experimentada en el inmovilizado material e inmaterial y de los gastos de establecimiento.
  • Las dotaciones a las provisiones (P) se calculan por adición de los saldos de las variaciones de las provisiones de tráfico, de inversiones financieras, y de inmovilizado inmaterial, material y cartera de control. Cubren, por tanto, pérdidas ciertas independientemente de que se conozca o no el momento de realización de las mismas.
  • El resultado neto de explotación (RNE) recoge el saldo del excedente una vez deducidas las dotaciones por amortización y provisión.
  • La partida de ingresos financieros (IF) incluye los ingresos derivados de participaciones en capital devengados durante el ejercicio, los intereses de valores negociables de renta fija a favor de la entidad, el importe de los intereses de préstamos y otros créditos concedidos por la sociedad y los descuentos de los proveedores - siempre que sean por pronto pago - así como las diferencias positivas derivadas de operaciones en moneda extranjera.
  • Los gastos financieros (GF) incluyen los intereses devengados durante el ejercicio correspondiente a la financiación ajena instrumentada en valores negociables, cualquiera que sea el plazo de vencimiento y el modo en que estén formalizados dichos intereses. También incluye los intereses de los préstamos recibidos y otras deudas pendientes de amortizar, los intereses en las operaciones de descuento de letras y otros efectos, los descuentos que conceda la sociedad a sus clientes, siempre que sean por pronto pago, y otros gastos financieros, además de las diferencias de signo negativo originadas por operaciones en moneda extranjera.
  • El resultado de actividades ordinarias (RAO) recoge el beneficio generado por actividades típicas de la entidad. El saldo de esta partida se obtiene agregando a la partida del resultado neto de la explotación los ingresos financieros y minorándola por el saldo de los gastos financieros.
  • La partida de resultados extraordinarios (REX) recoge los flujos reales originados durante el ejercicio económico pero que son ajenos a la explotación. Incluye plusvalías o minusvalías generadas por ventas de inmuebles, derechos, patentes, acciones (excepto acciones propias).

El saldo se obtiene adicionando las partidas de "Beneficios en enajenación de inmovilizado inmaterial, material y cartera de control" y la de "Ingresos extraordinarios", minorando ambas partidas por las "Pérdidas procedentes del inmovilizado inmaterial, material y cartera de control" y los "Gastos extraordinarios". Incluye también los saldos del "Resultado de ejercicios anteriores" y las "Subvenciones de capital transferidas al ejercicio".

  • Los resultados de la cartera de valores (RC) recogen el saldo de los resultados habidos en la venta de títulos y derechos de suscripción, ya sean de carácter positivo o negativo.

El saldo se obtiene por diferencia entre "Beneficios por operaciones con acciones y obligaciones propias" y "Pérdidas por operaciones con acciones y obligaciones propias" del modelo de declaración.

  • El resultado antes de impuestos (RAI) o resultado neto contable constituye una medida del beneficio empresarial con anterioridad a la deducción del impuesto societario. Así como el resultado neto de explotación depende solamente de la capacidad de los activos para generar rentas, sin contemplar la incidencia que en el resultado de la firma pueda tener la estructura financiera, el resultado antes de impuestos depende de la composición y funcionamiento del activo y de la estructura del pasivo, y, en especial, de la situación financiera de la entidad, así como de los resultados obtenidos fuera del tráfico comercial.

El saldo del resultado antes de impuestos se obtiene agregando al resultado de actividades ordinarias -que ya incluye las cuentas relacionadas con la estructura financiera-, el montante positivo o negativo de los resultados extraordinarios y de los resultados de la cartera de valores.

  • El resultado después de impuestos (RDI) se define como el resultado neto contable, una vez deducido el importe del impuesto societario pagado por la entidad y devengado contablemente. Esta partida se asimila con la de "Resultado contable" que aparece en la declaración. En función del signo de la misma se presentan en las tablas los datos para las empresas con RCON>0.

Cuenta de Pérdidas y Ganancias Analítica para Entidades de Crédito:

  • La producción se desglosa en producción de servicios bancarios destinados a la venta (PSB) y producción imputada de servicios bancarios (PISB). La PISB constituye el margen financiero obtenido por las entidades de depósito en las operaciones de concesión de créditos y constitución de depósitos, y se mide por tanto por la diferencia entre los intereses percibidos y pagados de/por la clientela.
  • La producción de servicios bancarios (PSB) se identifica con la partida de Comisiones percibidas del modelo de declaración del Impuesto sobre sociedades, y en esta partida se contabilizan las comisiones derivadas de servicios típicos de la actividad de las entidades de crédito, como comisiones de asesoramiento y dirección de operaciones singulares derivadas de la intervención de la entidad en operaciones de terceros (dirección de préstamos sindicados, fusiones, reestructuraciones). En la PSB no se incluyen las comisiones derivadas de operaciones crediticias, sino que se integran en la PISB, identificándose con intereses asimilados.
  • Las comisiones cobradas o gastos recuperados por prestación de servicios no bancarios (utilización de personal o procesos informáticos u otros similares) se incorporarán a pérdidas y ganancias como productos atípicos.

  • La producción imputada de servicios bancarios (PISB) se forma por agregación de las partidas Total intereses y rendimientos asimilados y Total rendimientos de la cartera de renta variable, minorándose este sumando por la partida del debe de la cuenta de resultados Total intereses y cargas asimiladas.

En el Total de intereses y rendimientos asimilados el modelo de declaración diferencia 8 partidas en función de la procedencia de los intereses, concretamente, distingue los que proceden del Banco de España y Otros Bancos Centrales, de Entidades de Crédito, del crédito a las Administraciones Públicas, a Otros sectores residentes, y a no residentes, del crédito otorgado a clientes que han pasado a la situación de Activos dudosos, de la cartera de renta fija y Otros productos financieros. Entre los rendimientos asimilados se incluyen las comisiones derivadas de las operaciones crediticias.

El Total de rendimientos de la cartera de renta variable se divide en tres partidas: Dividendos de participaciones en el grupo, Dividendos de participaciones y Dividendos de otras acciones y otros títulos de renta variable.

El Total de intereses y cargas asimiladas se identifica con los intereses pagados por las entidades de crédito y minora el montante de intereses percibidos a efectos de estimación de la PISB. En el modelo de declaración se desglosa esta partida en la misma forma que su correlativa del haber (Total intereses y rendimientos asimilados) en función del destino del coste financiero, incluyendo cualquier clase de remuneración en efectivo satisfecha a los acreedores, individual o colectivamente, o a intermediarios en concepto de comisiones.

  • Los ingresos financieros (IF) incluyen los ingresos de inversiones materiales, de inversiones financieras, de inversiones en empresas del grupo, asociadas y participadas y de inversiones de fondos para adquisición de pensiones. Recoge también los beneficios por diferencias de cambio de divisas, y los beneficios por realización de inversiones materiales y financieras.

Incluye, por tanto, los resultados positivos obtenidos por la enajenación de bienes propiedad de la entidad y que en la edición anterior se computaban en las partidas de resultados extraordinarios y resultado de la cartera de valores.

  • Los gastos financieros (GF) comprenden los gastos de inversiones materiales y financieras, los de inversiones en empresas del grupo, asociadas y participadas, las pérdidas por diferencias de cambio de divisas y las pérdidas por realización de inversiones materiales y financieras.
  • Los consumos intermedios (CI) incluyen las comisiones y corretajes varios satisfechos por la entidad, distintos de los computados en concepto de intereses pagados en la PISB, el total de gastos generales y las contribuciones e Impuestos.
  • El valor añadido (VA) corresponde al saldo diferencial entre la producción y los consumos intermedios, constituyendo el primer indicador de renta a distribuir entre el personal y los propietarios del capital.
  • Los gastos de personal (GP) incluyen los importes de todos los conceptos, tanto obligatorios como voluntarios, devengados por el personal en nómina, así como las dotaciones a fondos de pensiones o las primas o aportaciones pagadas con ese propósito que hayan sido devengadas en el ejercicio económico.
  • El resultado bruto de la explotación (RBE) es el saldo resultante una vez distribuida la renta primaria al personal, y constituye el excedente a tener en cuenta para la medida de la rentabilidad del capital en términos absolutos.
  • Las amortizaciones (A) se identifican con la partida Total amortizaciones y saneamientos de inmovilizado y activos inmateriales del modelo de declaración e incluye, como su nombre indica, las dotaciones de fondos destinadas a hacer frente a las depreciaciones que sufra el activo material o inmaterial del que es propietario la entidad (a las entidades financieras no les permite el Banco de España el mantenimiento de inmovilizado inmaterial excepto -Bienes adquiridos en régimen de arrendamiento financiero-). Las Provisiones (P) se obtienen por diferencia de dos partidas del modelo: Total insolvencias y Recuperación de otros fondos y de activos en suspenso, y comprende las dotaciones de fondos por activos que han pasado a la situación de dudosos netas de las aplicadas a su finalidad, y las dotaciones de fondos especiales, ya sean específicos o genéricos .
  • El resultado neto de explotación (RNE) se forma por diferencia entre el resultado bruto de la explotación y las amortizaciones y provisiones, y coincide en las entidades de depósito con el resultado de actividades ordinarias, puesto que el resultado financiero se ha computado como Producción Imputada de servicios bancarios.
  • Los resultados extraordinarios (RE) se obtienen por diferencia entre los productos diversos más los beneficios extraordinarios y atípicos y los quebrantos diversos más los quebrantos extraordinarios. Esta partida incluye quebrantos o beneficios derivados de la enajenación o saneamiento del activo, rendimientos por prestación de servicios no bancarios, dotaciones a otros fondos especiales específicos o genéricos y cualquier otro concepto que no responda a la explotación bancaria.
  • El resultado de operaciones financieras (ROF) se obtiene por diferencia entre el Total beneficios por operaciones financieras y las Pérdidas por operaciones financieras, y recoge las plusvalías o minusvalías por venta o amortización de valores de renta fija que no tengan la consideración de inmovilizaciones financieras, las diferencias de valoración que se produzcan en la cartera de negociación, los quebrantos o beneficios netos relativos a operaciones de futuro que no sean de cobertura, y las diferencias de cambio por operaciones en divisas.
  • El resultado antes de impuestos (RAI) se construye por suma del resultado neto de explotación o resultado de actividades ordinarias y los resultados extraordinarios y de operaciones financieras, y se configura como el beneficio generado en la explotación bancaria antes de pagar el Impuesto sobre sociedades.
  • El resultado después de impuestos (RDI) es el beneficio real obtenido por la entidad pendiente de distribuir entre los accionistas a través de dividendos. El beneficio no distribuido quedará en la entidad como reservas legales, estatutarias o voluntarias, o como remanente. Esta partida debe coincidir con el resultado contable declarado por los sujetos pasivos del Impuesto.

Cuenta de Pérdidas y Ganancias Analítica de las Entidades Aseguradoras:

Por Real Decreto 2014/1997 de 26 de Diciembre se aprueba el Plan de Contabilidad de las entidades aseguradoras, una de las principales novedades que incorpora el mencionado Plan y que da lugar a la modificación del modelo de declaración es la configuración de la Cuenta de Pérdidas y Ganancias en una cuenta analítica de resultados, que presenta de forma separada (como si de contabilidades distintas se tratara) la contabilidad para el ramo de vida y de los ramos distintos del de vida.

Esta separación de los gastos por naturaleza se realiza en el grupo 8 de cuentas que recoge la reclasificación de gastos por destino. Los gastos por naturaleza recogidos en el grupo 6 se imputan a prestaciones, gastos de adquisición, gastos de administración, gastos de inversiones y a otros gastos técnicos y no técnicos son los gastos de personal, las amortizaciones del inmovilizado, las comisiones pagadas, los gastos exteriores y los tributos. Por el contrario, no se clasifican por naturaleza los gastos financieros y las dotaciones a las provisiones

En este sentido, los componentes de la cuenta de Pérdidas y Ganancias Analítica de las entidades aseguradoras se estructura en tres bloques que son los que siguen:

  • Resultado de la Cuenta Técnica no vida
  • Resultado de la Cuenta Técnica Vida
  • Resultado del ejercicio, que integra las dos anteriores junto con aquellos ingresos y gastos que no tienen cabida en las cuentas técnicas anteriores.

La estructura de los dos bloques correspondientes a las cuentas técnicas es similar, con el elemento diferenciador de que cada cuenta está asociada a una línea de negocio distinta, pero que a título meramente expositivo puede resumirse en los siguientes conceptos:

  • Las primas imputadas del ejercicio netas del reaseguro incluye las primas devengadas del seguro directo y del reaseguro aceptado ajustado con la variación de la provisión para primas pendientes de cobro, minorado en las primas del reaseguro cedido neto de la variación de las provisiones para primas no consumidas y para riesgos en curso del seguro directo, del reaseguro aceptado y del reaseguro cedido.
  • Ingresos de las inversiones que incluyen los ingresos procedentes de las inversiones financieras y materiales, los beneficios realizados por la enajenación de las inversiones y la aplicación de las correcciones de valor de las inversiones
  • Otros ingresos técnicos incluyen los beneficios procedentes del inmovilizado inmaterial y los de ejercicios anteriores.
  • Siniestralidad del ejercicio neta de reaseguro se compone de las prestaciones pagadas del seguro directo y del reaseguro aceptado minorado en las del reaseguro cedido netas de la variación de las provisiones para las prestaciones; incluye además los gastos imputables a las prestaciones, entre otros las comisiones, los servicios exteriores, los tributos, los gastos de personal y las dotaciones por amortización.
  • Variación de otras provisiones técnicas netas del reaseguro incluye las provisiones técnicas aplicadas a su finalidad al cierre del ejercicio netas de las dotaciones a las mismas.
  • Participación en beneficios y extornos es el importe de los beneficios satisfechos a los tomadores o asegurados en la medida en que los mismos representen un reparto del beneficio procedente de la actividad en su conjunto, los extornos hacen referencia a la restitución total de las primas.
  • Gastos de explotación netos que recoge tres conceptos de gastos cuales son los de adquisición, los de administración y las comisiones y participaciones pagadas a otras entidades aseguradoras por su intermediación en el seguro cedido y retrocedido. En los gastos imputables a la adquisición y administración se incluyen los conceptos de comisiones, servicios exteriores, tributos, gastos de personal y amortizaciones.
  • Variación de la provisión de estabilización constituidas para hacer frente a las desviaciones de siniestralidad del seguro no vida.
  • Otros gastos técnicos constituidos por las variaciones de provisiones por insolvencias, por depreciación del inmovilizado y otros.
  • Gastos de las inversiones que junto con los gastos imputables a las inversiones contabiza gastos financieros diversos.
  • Minusvalías no realizadas de inversiones por cuenta de tomadores de seguros que asuman el riesgo de la inversión.

En el tercer bloque de información junto con los Resultados de la Cuenta Vida y No vida se contabilizan ingresos y gastos de las inversiones, otros ingresos y otros gastos no imputables a las ramas técnicas, ingresos y gastos de naturaleza extraordinaria y el impuesto sobre sociedades.

Accesibilidad | Visualización