Régimen de arrendamiento fiscal de empresa naviera para la adquisición de buques

La disposición final quinta del Real Decreto–ley 11/2013 introduce, con efectos desde el 4 de agosto de 2013, la disposición transitoria cuadragésimo segunda del Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades para dar cumplimiento, en materia de adaptación normativa, a la Decisión de la Comisión Europea, de 17 de julio de 2013.

PRINCIPALES NOVEDADES TRIBUTARIAS INTRODUCIDAS POR EL REAL DECRETO–LEY 11/2013, DE 2 DE AGOSTO, PARA LA PROTECCIÓN DE LOS TRABAJADORES A TIEMPO PARCIAL Y OTRAS MEDIDAS URGENTES EN EL ORDEN ECONÓMICO YSOCIAL (BOE del día 3)


IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES


Nueva Disposición transitoria aplicable al régimen fiscal de determinados contratos de arrendamiento financiero.

La disposición final quinta del Real Decreto–ley 11/2013 (en adelante RDL11/13) introduce, con efectos desde el 4 de agosto de 2013, la disposición transitoria cuadragésimo segunda del Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades (en adelante TRLIS) para dar cumplimiento, en materia de adaptación normativa, a la Decisión de la Comisión Europea, de 17 de julio de 2013.

Esta Decisión concluyó que el régimen español de arrendamiento fiscal según redacción vigente a 31 de diciembre de 2012 para la adquisición de buques es parcialmente incompatible con las normas de la UE sobre ayudas estatales.

El problema que existía era que mediante el régimen español de arrendamiento fiscal una empresa naviera no adquiere un buque directamente a un astillero sino por mediación de una estructura contractual y financiera compleja en la que interviene concretamente una agrupación de interés económico (AIE). La AIE sustituye a la compañía naviera que adquiere el buque, lo toma en arrendamiento fiscal y lo amortiza en un plazo de 3 a 5 años desde el comienzo de su construcción. A continuación, la AIE pasa al régimen fiscal exclusivamente en función del tonelaje y cede el buque a la compañía naviera, evitando así el impuesto sobre la plusvalía que se haya obtenido, de tal forma que la compañía naviera compra el buque con una rebaja del 20 al 30% sobre el precio de compra facturado por el astillero. La Comisión ha concluido que este régimen ha otorgado una ventaja competitiva indebida a las empresas miembros de las AIE creadas para estas operaciones y corresponde a las autoridades españolas determinar, los importes de las ayudas incompatibles que deben recuperarse de las AIE y de sus inversores, los beneficiarios no pueden trasladar su obligación de devolución a terceros ni siquiera en aplicación de contratos existentes. De acuerdo con el principio de seguridad jurídica, la Comisión no pide la recuperación de las ayudas concedidas entre el comienzo del régimen en 2002 y el 30 de abril de 2007, fecha en la que la Comisión públicamente declaró incompatible una medida francesa similar.

En el contexto del régimen español de arrendamiento fiscal, la Comisión cuestiona la aplicación a las AIE de la imposición en función del tonelaje, ya que de este régimen especial solo deben beneficiarse las empresas navieras que puedan acogerse en virtud de las Directrices sobre ayudas de Estado al transporte marítimo y no los instrumentos de inversión o los arrendadores de buques.

El 20 de noviembre de 2012, la Comisión autorizó un nuevo régimen español de amortización anticipada de bienes adquiridos mediante arrendamientos financieros que es plenamente compatible con las normas europeas y ofrece toda la seguridad jurídica necesaria a los inversores. Es un régimen no selectivo que puede utilizarse, entre otros fines, para financiar el sector naval. Este nuevo régimen fue introducido en el TRLIS mediante la disposición final primera de la Ley 16/2012, de 27 de diciembre, por la que se adoptan diversas medidas tributarias dirigidas a la consolidación de las finanzas públicas y al impulso de la actividad económica, que entró en vigor el 1 de enero de 2013.

El tenor literal de la disposición transitoria introducida por el Real Decreto–ley 11/2013 es el siguiente:

Disposición transitoria cuadragésimo segunda TRLIS. Aplicación de la Decisión de la Comisión Europea de 17 de julio de 2013, relativa al régimen fiscal aplicable a determinados acuerdos de arrendamiento financiero.

De acuerdo con lo establecido en los artículos 1 y 3 de la Decisión de la Comisión Europea de 17 de julio de 2013, relativa al régimen fiscal aplicable a determinados acuerdos de arrendamiento financiero, las autorizaciones administrativas concedidas entre el 30 de abril de 2007 y el 29 de junio de 2011, en relación con el apartado 11 del artículo 115 de esta Ley según redacción vigente a 31 de diciembre de 2012, y con el régimen fiscal especial de entidades navieras en función del tonelaje, a favor de agrupaciones de interés económico, reguladas por la Ley 12/1991, de 29 de abril, de agrupaciones de interés económico, tendrán las siguientes especialidades:

  1. Lo dispuesto en el apartado 11 del artículo 115 de esta Ley, según redacción vigente a 31 de diciembre de 2012, no resultará de aplicación en la medida en que constituya ayuda de Estado incompatible en los términos previstos por la referida Decisión.
  2. No resultará de aplicación el régimen fiscal especial de entidades navieras en función del tonelaje a las agrupaciones de interés económico, en la medida en que constituya ayuda de Estado incompatible en los términos previstos por la referida Decisión.

Madrid, 4 de septiembre de 2013