¿Cómo integrará la entidad adquirente en su base imponible la diferencia entre la valoración a efectos fiscales por el valor normal de mercado y el valor de adquisición?

Cuando un elemento patrimonial o un servicio tengan diferente valoración contable y fiscal, la entidad adquirente de aquél integrará en su base imponible la diferencia entre ambas, de la siguiente manera:

  • Tratándose de elementos patrimoniales integrantes del activo circulante, en el período impositivo en que éstos motiven el devengo de un ingreso o un gasto.
  • Tratándose de elementos patrimoniales no amortizables integrantes del inmovilizado, en el período impositivo en el que éstos se transmitan o se den de baja.
  • Tratándose de elementos patrimoniales amortizables integrantes del inmovilizado, en los períodos impositivos que resten de vida útil, aplicando a la citada diferencia el método de amortización utilizado respecto de los referidos elementos, salvo que sean objeto de transmisión o baja con anterioridad, en cuyo caso, se integrará con ocasión de la misma.
  • Tratándose de servicios, en el período impositivo en que se reciban, excepto que su importe deba incorporarse a un elemento patrimonial en cuyo caso se estará a lo previsto en los casos anteriores.

Normativa:

Artículo 20 Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades.