¿A qué período impositivo deben imputarse los ingresos y los gastos?

En general, los ingresos y los gastos derivados de las transacciones o hechos económicos se imputarán al período impositivo en que se produzca su devengo, con arreglo a la normativa contable, con independencia de la fecha de su cobro o de su pago, respetando la debida correlación entre unos y otros.

Normativa:

Artículo 11.1 Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades.