¿Qué modalidad de pago fraccionado debemos elegir?

El contribuyente podrá optar por una u otra modalidad de pago fraccionado, con la siguiente excepción:

Únicamente quedan obligados a la modalidad regulada en el artículo 40.3 LIS, los contribuyentes que:

  • cuyo importe neto de la cifra de negocios haya superado la cantidad de 6 M € durante los 12 meses anteriores a la fecha en que se inicie el período impositivo al que corresponda el pago fraccionado.
  • se acojan al Régimen de las En­tidades Navieras en Función del Tonelaje.

Para ello deberán ejercer la opción en la correspondiente declaración censal, durante el mes de febrero del año natural a partir del cual deba surtir efectos, siempre y cuando el período impositivo a que se refiera la citada opción coincida con el año natural. En caso contrario, el ejercicio de la opción deberá realizarse en la correspondiente declaración censal, durante el plazo de 2 meses a contar desde el inicio de dicho período impositivo o dentro del plazo comprendido entre el inicio de dicho período impositivo y la finalización del plazo para efectuar el primer pago fraccionado correspondiente al referido período impositivo cuando este último plazo fuera inferior a 2 meses.

El contribuyente quedará vinculado a esta modalidad del pago fraccionado respecto de los pagos correspondientes al mismo período impositivo y siguientes, en tanto no se renuncie a su aplicación a través de la correspondiente declaración censal que deberá ejercitarse en los mismos plazos establecidos en el párrafo anterior.

Normativa:

Artículo 40 Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades