En el caso de que una sociedad haya adquirido un vehículo que se destina a partes iguales a la actividad y para uso particular. ¿Cuál es el tratamiento de los gastos derivados de la utilización del vehículo por la sociedad en el Impuesto sobre Sociedades?

La deducción de los gastos de amortización, como los demás ocasionados por el vehículo, está condicionada a que el elemento patrimonial tenga la consideración de inmovilizado afecto a la actividad, lo cual deberá acreditarse por cualquier medio de prueba válido en Derecho.

Al no mencionarse ninguna descripción del usuario del vehículo para usos particulares ni el origen, en su caso, del derecho a tal uso, la parte proporcional de la amortización y demás gastos correspondientes a este uso, no tendrán la consideración de fiscalmente deducibles en la determinación de la base imponible de la entidad, de acuerdo con lo establecido en el artículo 15 de la LIS.

Normativa:

Artículos 10, 11 y 12 Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades.

Consulta DGT V 0145 - 08, de 28 de enero de 2008.

Consulta DGT V 0442 - 10, de 08 de marzo de 2010.