Normas comunes para la aplicación de los mínimos.

  • Cuando dos o más contribuyentes tengan derecho a la aplicación del mínimo por descendientes, ascendientes o discapacidad, respecto de los mismos ascendientes o descendientes, su importe se prorrateará entre ellos por partes iguales.
  • No obstante, cuando tengan distinto grado de parentesco con el ascendiente o descendiente, la aplicación del mínimo corresponderá a los de grado más cercano, salvo que éstos no tengan rentas anuales, excluidas las exentas, superiores a 8.000 euros, en cuyo caso corresponderá a los de siguiente grado.
  • No procederá la aplicación del mínimo por descendientes, ascendientes o discapacidad, cuando los ascendientes o descendientes que generen el derecho a los mismos presenten declaración por el IRPF con rentas superiores a 1.800 euros.
  • La determinación de las circunstancias personales y familiares que deban tenerse en cuenta a efectos de lo establecido en los mínimos del contribuyente, por descendientes, ascendientes y discapacidad, se realizará atendiendo a la situación existente en la fecha de devengo del impuesto. No obstante, en el caso de fallecimiento de un descendiente que genere el derecho al mínimo por descendientes, la cuantía será de 2.400 euros por ese descendiente. En caso de fallecimiento de un ascendiente que genere derecho a practicar la reducción por este concepto, la cuantía aplicable es de 1.150 euros, siendo necesario para ello que el ascendiente haya convivido con el contribuyente, al menos, la mitad del período transcurrido entre el inicio del período impositivo y la fecha de fallecimiento.
  • Para la aplicación del mínimo por ascendientes, será necesario que estos convivan con el contribuyente, al menos la mitad del período impositivo.