La Agencia Tributaria interviene más de 185.000 prendas de reconocidas marcas en el puerto de Barcelona

Operación ‘Big Black’

  • La aprehensión se encuentra entre las mayores de estas características efectuada hasta la fecha en un puerto español
  • La mercancía se encontraba alojada en un total de 11 contenedores provenientes de China que iban destinados al circuito ilícito bajo la apariencia de un envío formal a las marcas que se suplantaban
  • El valor del material incautado, formado íntegramente con cazadoras y camisas, se estima en 4,9 millones de euros

 

25 de noviembre de 2016.- La Agencia Tributaria ha intervenido un total de 185.838 prendas de vestir de reconocidas marcas que habían llegado en dos envíos procedentes de China al puerto de Barcelona en el lapso de un mes. La operación, denominada ‘Big Black’, ha llevado a una de las mayores aprehensiones de estas características efectuada hasta la fecha en un puerto español, siendo la más importante de los últimos años.

La operación ‘Big Black’ arranca el 13 de septiembre pasado, cuando llegan al puerto de Barcelona seis contenedores con ropa procedentes de China. En el marco del incremento de controles que se vienen realizando para evitar la introducción de mercancía falsificada en el territorio nacional, Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria en Barcelona decide seleccionar todos ellos para su control.

Los funcionarios comprueban que ambos contenedores eran remitidos por dos empresas distintas a una reconocida marca de textil. Sin embargo, tanto el procedimiento como el circuito utilizado para la llegada de la mercancía y su importación no era el habitual, por lo que la Unidad de Vigilancia Aduanera de Barcelona decidió profundizar en las investigaciones.

Tras comprobar que la empresa textil supuestamente receptora de la mercancía, dado que era a quien venía destinada la mercancía, realmente no tenían conocimiento de la operación ni habían realizado el encargo, Vigilancia Aduanera decidió inspeccionar físicamente los contenedores, descubriendo un total de 25.360 cazadoras y 101.400 camisas, que resultaron falsas según los informes de los peritos de las marcas afectadas.

Posteriormente, el pasado 14 de noviembre, como continuación de las investigaciones se detectó un nuevo envío de otros cinco contenedores por parte de una de las dos empresas chinas que habían efectuado el envío anterior. Tras proceder también a la inspección de de la mercancía, se acaban interviniendo 28.278 cazadoras y 30.800 camisas más, de diferentes marcas, igualmente falsificadas.
 
La Unidad de Vigilancia Aduanera de Barcelona ha instruido el correspondiente atestado y puesto la mercancía a disposición judicial en tanto se aguarda a su destrucción. Mientras, continúan abiertas las investigaciones a los efectos de determinar mayores detalles sobre el origen y circunstancias de los envíos.