Base imponible con carácter general

¿Cómo se determina la base imponible correspondiente a los rendimientos obtenidos por no residentes sin establecimiento permanente?

Con carácter general, la base imponible está constituida por la cuantía íntegra devengada, por lo que no será posible deducir gasto alguno.

No obstante en ciertos casos, pueden deducirse determinados gastos:

  • Contribuyentes residentes en otro Estado miembro de la Unión Europea (artículo 24.6 de la Ley IRNR), en relación con rendimientos obtenidos desde el 1 de enero del 2010, o en Islandia y Noruega, en relación con rendimientos obtenidos desde el 1 de enero del 2015:
    • Hasta el 31 de diciembre de 2014: Los previstos para cada categoría de rendimientos en la Ley del IRPF, siempre que se acredite que están directamente relacionados con los rendimientos obtenidos en España y que tienen un vínculo directo e indisociable con la actividad realizada en España.
    • Desde el 1 de enero de 2015, en el caso de personas físicas, los gastos previstos en la Ley IRPF, y en el caso de entidades, los previstos en la Ley del Impuesto sobre Sociedades, siempre que se acredite que están directamente relacionados con los rendimientos obtenidos en España y que tienen un vínculo directo e indisociable con la actividad realizada en España.   
  • Rendimientos de actividades económicas (artículo 24.2 de la Ley IRNR): gastos de personal, de aprovisionamiento y de suministros.
  • La cuota del Gravamen Especial sobre Bienes Inmuebles de Entidades no Residentes (artículo 44 de la Ley IRNR).