Rentas inmobiliarias obtenidas por sociedades no residentes

En el caso de sociedades no residentes sin establecimiento permanente ¿cómo tributan en España las rentas que obtengan por los inmuebles situados en España?

  • En el caso de que el inmueble esté alquilado la base imponible vendrá determinada por los ingresos íntegros (sin deducción de gastos) y el tipo de gravamen es el del cuadro siguiente, según el año de devengo.

    Tipo de gravamen
    Año de devengo20152016 y ss
    Tipo impositivo Residentes UE , Islandia y NoruegaResto de contribuyentesResidentes UE, Islandia y NoruegaResto de contribuyentes
    Hasta 11-07-2015:
    20%
    Desde 12-07-2015:
    19,50%
    24% 19% 24%

    No obstante, tratándose de contribuyentes residentes en otro Estado miembro de la Unión Europea, en relación con los rendimientos obtenidos desde 1 de enero de 2010, y de Islandia y Noruega, en relación con los rendimientos obtenidos desde el 1 de enero de 2015, para la determinación de la base imponible podrán deducir, hasta 31 de diciembre de 2014, los gastos previstos en la Ley del IRPF, y, a partir de 1 de enero de 2015, los gastos previstos en la Ley del Impuesto sobre Sociedades, siempre que se acredite que están directamente relacionados con los rendimientos.

  • Gravamen Especial sobre Bienes Inmuebles de Entidades no Residentes:

    Año de devengo del gravamen: desde 2013

    Exclusivamente las entidades residentes en un país o territorio que tenga la consideración de paraíso fiscal que sean propietarias o posean en España, por cualquier título, bienes inmuebles o derechos reales de goce o disfrute sobre los mismos, están sometidas a un gravamen especial. La base imponible está constituida por el valor catastral y si este no existiese, se utilizará el valor determinado con arreglo a las disposiciones del Impuesto sobre el Patrimonio. El tipo de gravamen será del 3 por 100.

    No obstante, el gravamen especial no será exigible a:

    • Los Estados, Instituciones públicas extranjeras y organismos internacionales.
    • Entidades que desarrollen explotaciones económicas distintas de la simple tenencia o arrendamiento de inmuebles.
    • Sociedades que coticen en mercados secundarios de valores oficialmente reconocidos.
  • Todo ello sin perjuicio de la aplicación de lo dispuesto en Tratados y Convenios Internacionales.