¿Por qué se ha introducido el régimen de importación en la ventanilla única (IOSS)?

A partir del 1 de julio de 2021 desaparece la exención a la importación de bienes de valor inferior a 22 €, de forma que todos los bienes comerciales que se importen en la UE, independientemente de su valor, tendrán que pagar el IVA a la importación correspondiente.

En este contexto, se crea simultáneamente un régimen especial de ventanilla única para las ventas a distancia de bienes importados de valor no superior a 150 €, a fin de que, si se aplica este régimen, en vez de gravar la importación (que quedaría exenta), se grave solo la entrega en destino, facilitándose la declaración y el pago del IVA devengado por las ventas a través de una declaración única en el Estado miembro de identificación.

En particular, este régimen conocido como «régimen de importación», permite al sujeto pasivo de la entrega (ya sea el proveedor propietario del bien vendido, ya sea una interfaz electrónica que aunque no es propietaria de los bienes se le considera sujeto pasivo por facilitar su entrega), que cobre al cliente el IVA devengado por dichas ventas a distancia y que lo declare e ingrese a través de un sistema de ventanilla única para las importaciones (IOSS). El consumidor destinatario del bien importado, en vez de pagar el IVA a la importación a la autoridad aduanera, paga el impuesto como parte del precio de adquisición.