4.3.2. Base liquidable

   
  1. En el supuesto de obligación personal, la base imponible se reducirá, en concepto de mínimo exento, en el importe que haya sido aprobado por la Comunidad Autónoma.

    Si la Comunidad Autónoma no hubiese regulado el mínimo exento a que se refiere el apartado anterior, la base imponible se reducirá en 700.000 euros.

    El mínimo exento será aplicable en el caso de sujetos pasivos no residentes que tributen por obligación personal de contribuir y a los sujetos pasivos sometidos a obligación real de contribuir.

    Comunidades Autónomas que han regulado el mínimo exento aplicable en el ejercicio  2017 a los contribuyentes residentes en sus respectivos territorios

    • Aragón: El mínimo exento se fija en 500.000 euros.
    • Asturias: El mínimo exento será, con carácter general  500.000 euros.
    • Cataluña: Los contribuyentes residentes en Cataluña aplicarán en concepto de mínimo exento la cantidad de 500.000 euros.
    • Extremadura:

      En el supuesto de obligación personal, con carácter general, la base imponible se reducirá,  en concepto de mínimo exento, en el importe de 500.000 euros.

      El mínimo exento para los contribuyentes que tuvieran una discapacidad física, psíquica o sensorial será el siguiente:

      • 600.000 euros si el grado de discapacidad fuera igual o superior al 33% e inferior al 50%.

      • 700.000 euros si el grado de discapacidad fuera igual o superior al 50% e inferior al 65%.

      • 800.000 euros si el grado de discapacidad fuera igual o superior al 65%.

      Para la aplicación de este mínimo exento, el contribuyente deberá tener la consideración legal de persona con discapacidad, y los grados de discapacidad  indicados serán los que resulten de aplicar el baremo a que se refiere el artículo 148 del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social.

    • Comunidad Valenciana:

      En el supuesto de obligación personal, con carácter general, la base imponible se reducirá,  en concepto de mínimo exento, en el importe de 600.000 euros.

      No obstante, para contribuyentes con discapacidad psíquica, con un grado de discapacidad igual o superior al 33%, y para contribuyentes con discapacidad física o sensorial, con un grado de discapacidad igual o superior al 65%, el importe del mínimo exento se eleva a 1.000.000 de euros.