Pérdidas por insolvencias de deudores

   
  • Serán deducibles las pérdidas por deterioro de los créditos derivadas de las posibles insolvencias de los deudores, cuando en el momento del devengo del impuesto, cuando concurran alguna de las circunstancias previstas en el Art- 13 de la Ley sobre Sociedades, esto es:

    1. Que haya transcurrido el plazo de 6 meses desde el vencimiento de la obligación.

    2. Que el deudor esté declarado en situación de concurso.

    3. Que el deudor esté procesado por el delito de alzamiento de bienes.

    4. Que las obligaciones hayan sido reclamadas judicialmente o sean objeto de un litigio judicial o procedimiento arbitral de cuya solución dependa su cobro.