Régimen simplificado.

  •  
     

    ¿A quién se aplica el régimen simplificado?

    Se aplica el régimen simplificado a quienes cumplan los siguientes requisitos:

    • Que sean personas físicas o entidades en régimen de atribución de rentas en el IRPF, siempre que en este último caso, todos sus socios, herederos, comuneros o partícipes sean personas físicas.

    • Que cada una de sus actividades esté incluida en la Orden del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas que desarrolla el régimen especial simplificado y no rebasen los límites establecidos en la misma para cada actividad.

    • Que el volumen de ingresos en el año inmediato anterior, no supere cualquiera de los siguientes importes:

      • 450.000 euros para el conjunto de actividades económicas.

                A partir del 1 de enero de 2016, el límite disminuye a 150.000 euros, aunque se excluyen del cómputo las actividades agrícolas, forestales y ganaderas.

      • 300.000 euros para el conjunto de actividades agrícolas, forestales y ganaderas.

        A partir del 1 de enero de 2016, el límite disminuye a 250.000 euros.

                Cuando el año inmediato anterior se hubiese iniciado una actividad, el volumen de ingresos se elevará al año. 

    • Que el volumen de adquisiciones e importaciones de bienes y servicios en el ejercicio anterior excluidas las adquisiciones de inmovilizado no supere la cantidad de 300.000 euros anuales (IVA excluido).

              A partir del 1 de enero de 2016, el límite disminuye a 150.000 euros

               Si se inició la actividad, el volumen de compras se elevará al año. En el supuesto de obras y servicios subcontratados, el importe de los mismos
               se tendrá en cuenta para el cálculo de este límite. 

    • Que no hayan renunciado expresa o tácitamente a la aplicación de este régimen.

    • Que no hayan renunciado o estén excluidos de la estimación objetiva en el IRPF.

    • Que ninguna actividad ejercida por el contribuyente se encuentre en estimación directa en el IRPF o en alguno de los regímenes del IVA incompatibles con el simplificado. Solamente existe compatibilidad con los regímenes especiales de la agricultura, ganadería y pesca, con el del recargo de equivalencia y con determinadas actividades (operaciones exentas del artículo 20 LIVA y arrendamientos de bienes inmuebles que no supongan el desarrollo de una actividad económica).


     

    Normativa: Artículo 122 de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre y 34 a 37 del Real Decreto 1624/1992, de 29 de diciembre.

    Última actualización: Ley 28/2014, de 27 de noviembre (BOE del 28), en vigor a partir del 01/01/2016.



    Determinación del importe de las cuotas a ingresar o a devolver

    El resultado de la liquidación del Impuesto sobre el Valor Añadido en el Régimen Simplificado se determina al término de cada ejercicio; no obstante, el empresario o profesional realizará un ingreso a cuenta con periodicidad trimestral.

    Cuota anual

    Con carácter general, la liquidación del Impuesto sobre el Valor Añadido por la realización de cada actividad acogida al régimen especial simplificado resultará de la diferencia entre «cuotas devengadas por operaciones corrientes» y «cuotas soportadas o satisfechas por operaciones corrientes», relativas a dicha actividad, con un «importe mínimo» de cuota a ingresar, importe determinado para cada actividad en la Orden de aprobación de los índices y módulos para ese ejercicio.

    1. Cuota devengada por operaciones corrientes.

      • En general: La cuota devengada por operaciones corrientes será la suma de las cuantías correspondientes a los módulos previstos para la actividad. La cuantía de los módulos, a su vez, se calculará multiplicando la cantidad asignada a cada uno de ellos por el promedio del número de unidades de las mismas empleadas, utilizadas o instaladas en la actividad durante el año.

      • En el caso de actividades agrícolas, ganaderas y forestales: La cuota devengada por operaciones corrientes, en el supuesto de actividades en que se realice la entrega de los productos naturales o los trabajos, servicios y actividades accesorios, se obtendrá multiplicando el volumen total de ingresos, excluidas las subvenciones corrientes o de capital, las indemnizaciones así como el Impuesto sobre el Valor Añadido y, en su caso, el recargo de equivalencia que grave la operación, de cada uno de los cultivos o explotaciones por el «índice de cuota devengada por operaciones corrientes» que corresponda.
        En el supuesto de actividades en las que se sometan los productos naturales a transformación, elaboración o manufactura, se obtendrá multiplicando el valor de los productos naturales utilizados en el proceso, a precio de mercado, por el «índice de cuota devengada por operaciones corrientes» correspondiente.

    2. Cuotas soportadas por operaciones corrientes.

      Del importe de la cuota devengada por operaciones corrientes podrán deducirse:

      • Las cuotas soportadas o satisfechas por la adquisición o importación de bienes y servicios, distintos de los activos fijos, destinados al desarrollo de la actividad (de conformidad con lo previsto en el Capítulo I del Título VIII de la Ley 37/1992 del IVA), considerándose a estos efectos activos fijos los elementos del inmovilizado.

      • Las compensaciones agrícolas a que se refiere el artículo 130 de la Ley 37/1992, satisfechas por los sujetos pasivos por la adquisición de bienes o servicios a empresarios acogidos al régimen especial de la agricultura, ganadería y pesca.

      • El 1 por ciento del importe de la cuota devengada por operaciones corrientes en concepto de cuotas soportadas, por este mismo tipo de operaciones, de difícil justificación.

    3. Cuota derivada del régimen simplificado.

      La cuota derivada del régimen simplificado será la mayor de las dos cantidades siguientes:

      • La resultante de restar a la cuota devengada por operaciones corrientes, las cuotas soportadas por operaciones corrientes.

      • La cuota mínima resultante de aplicar el porcentaje establecido para cada actividad en la Orden de aprobación de los índices y módulos para ese ejercicio sobre la cuota devengada por operaciones corrientes (incrementada en el importe de las cuotas del IVA soportadas fuera del territorio español de aplicación del Impuesto devueltas en el ejercicio).

      En el caso de actividades agrícolas, ganaderas y forestales no existe cuota mínima.

       

    4. Resultado del régimen simplificado.

      La cuota derivada del Régimen Simplificado deberá incrementarse en el importe de las cuotas devengadas por las siguientes operaciones:

      • Las adquisiciones intracomunitarias de bienes.

      • Las operaciones con inversión del sujeto pasivo (artículo 84, apartado uno, número 2º de la Ley 37/1992 del IVA).

      • Las entregas de activos fijos materiales y las transmisiones de activos fijos inmateriales.

      Del nuevo resultado obtenido se deducirá:

      El importe de las cuotas soportadas o satisfechas por la adquisición o importación de activos fijos, considerándose como tales los elementos del inmovilizado y, en particular, aquéllos de los que se disponga en virtud de contratos de arrendamiento financiero con opción de compra, tanto si dicha opción es vinculante como si no lo es. No obstante, el sujeto pasivo podrá liquidar o deducir estas cuotas en las declaraciones-liquidaciones trimestrales.

    Cuotas trimestrales

    En las declaraciones-liquidaciones correspondientes a los tres primeros trimestres de cada año natural el sujeto pasivo realizará, durante los veinte primeros días naturales de los meses de abril, julio y octubre, el ingreso a cuenta de una parte de la cuota derivada del régimen simplificado (Modelos 303) que deberá cuantificarse aplicando los índices/porcentajes siguientes:

     
  • Para otras actividades. 2014 Documento PDF  (89 KB) 
  • Para las actividades agrícolas, ganaderas y forestales. 2014 Documento PDF  (76 KB) 
  •  

    Obligaciones contables y registrales

    • Llevar un Libro Registro de facturas recibidas. Se anotarán separadamente las adquisiciones e importaciones de activos fijos, así como los datos necesarios para efectuar las regularizaciones si fuera preciso. Si realizase otras actividades no acogidas al régimen simplificado, deberá anotar separadamente las adquisiciones correspondientes a cada sector diferenciado.

    • Llevar un Libro Registro de operaciones si realiza alguna de las actividades cuyos índices o módulos operan sobre el volumen de ingresos.

    • Conservar los justificantes de los índices o módulos aplicados.

     Normativa: Artículo 40 del Real Decreto 1624/1992, de 29 de diciembre.


    Obligaciones de facturación

    Los empresarios o profesionales acogidos a este régimen quedan exceptuados de la obligación de emitir factura por las actividades realizadas, salvo que la determinación de las cuotas devengadas se efectúe en atención al volumen de ingresos.

    No obstante, deberá expedirse factura en todo en caso por las transmisiones de activos fijos a que se refiere el artículo 123.Uno.B) de la Ley 37/1992 del IVA.

    Normativa: Artículo 2.2.c) del Real Decreto 1619/2012, de 30 de noviembre.