¿Cuándo puede renunciarse a la exención?

El transmitente puede renunciar a la exención cuando concurran las condiciones siguientes:

  • En caso de entregas de oro de inversión:

    1. Que el transmitente se dedique de forma habitual a la realización de actividades de producción de oro de inversión o de transformación de oro que no sea de inversión en oro de inversión y, siempre que la entrega tenga por objeto oro de inversión resultante de estas actividades.

    2. Que el adquirente sea un empresario o profesional que actúe como tal.

    La renuncia a la exención se practicará por cada operación realizada por el transmitente y debe comunicarse por escrito al adquirente con carácter previo o simultáneo a la entrega de oro de inversión. Asimismo deberá comunicarle por escrito que la condición de sujeto pasivo recae sobre el adquirente.

  • En caso de servicios de mediación en nombre y por cuenta ajena en las operaciones exentas:

    1. Que se efectúe la renuncia a la exención correspondiente a la entrega del oro de inversión a que se refiere el servicio de mediación.

    2. Que el destinatario del servicio sea un empresario o profesional que actúe como tal.

    La renuncia a la exención se practicará por cada operación realizada por el prestador del servicio, el cual deberá estar en posesión de un documento suscrito por el destinatario del servicio en el que éste haga constar que en la entrega de oro a que el servicio de mediación se refiere se ha efectuado la renuncia a la exención.