¿Cuál es la entidad dominante?

Se considera entidad dominante aquella que cumple los siguientes requisitos:

  1. Que tenga personalidad jurídica propia. Los establecimientos permanentes ubicados en el territorio de aplicación del impuesto pueden tener también la condición de entidad dominante.

  2. Que tenga una participación, directa o indirecta, de al menos el 50% del capital de otra u otras entidades.

    A partir del 1 de enero de 2015 se exige que tenga el control efectivo sobre las entidades del grupo, a través de una participación, directa o indirecta, de más del 50% en el capital o en los derechos de voto de las mismas.

  3. Que dicha participación se mantenga durante todo el año natural.

  4. Que no sea dependiente de ninguna otra entidad establecida en el territorio de aplicación del Impuesto que reúna los requisitos para ser considerada como dominante. 

A partir del 1 de enero de 2015 las sociedades mercantiles que no actúen como empresarios o profesionales, podrán ser consideradas como entidad dominante.