¿Tienen errores los borradores?

El borrador de la Renta es una propuesta de declaración que se calcula con los datos fiscales disponibles Para calcular el borrador, la Agencia Tributaria utiliza la información que recibe de terceros, como por ejemplo:

  • de la empresa donde el contribuyente trabaja recibe sus rendimientos y cuotas a la seguridad social
  • de los bancos recibe los intereses que han producido las cuentas bancarias, los dividendos, los planes de pensiones y las hipotecas
  • del Catastro recibe información de los inmuebles del contribuyente
  • de organismos públicos recibe información sobre las ayudas y subvenciones recibidas

Técnicamente, el borrador no contiene errores. Lo que ocurre es que como se elabora con información obtenida de terceros, puede que haya datos que no estén incluidos por no haber sido puestos en conocimiento de la Agencia Tributaria. Además, hay otros datos, como los que afectan al estado civil, nacimiento o adopción de hijos en el año, o al derecho a deducción por ascendientes, que únicamente pueden aportar los afectados. Incluso hay datos, como el abono de cuotas sindicales, que por imperativo legal no pueden ponerse a disposición de la Agencia Tributaria.

Por este motivo, el borrador va acompañado de los datos utilizados para su elaboración, datos que se anexan tanto si se envían a domicilio como si se obtienen accediendo a Renta WEB. Cuando el contribuyente obtiene su borrador, debe comprobar que las magnitudes que se han tenido en cuenta son correctas y verificar que se han incluido todos los datos. En caso contrario, deberá incluir o modificar lo que sea necesario.