¿Existe alguna limitación respecto a la posibilidad de recurrir a los servicios de terceros para cumplir con las obligaciones de comunicación de información y diligencia debida del Real Decreto 1021/2015?

No existe ninguna limitación específica. En cualquier caso, la responsabilidad del correcto cumplimiento de dichas obligaciones recae sobre las Instituciones financieras obligadas a comunicar información y tanto estas como los terceros a los que recurran deben estar en disposición de poder cumplir con la obligación prevista en el apartado 6 de la Disposición adicional vigésimo segunda de la Ley 58/2003 General Tributaria.