Si la Institución financiera opta por aplicar el procedimiento del apartado 1 de la Sección III.B del Anexo del Real Decreto 1021/2015 (domicilio), ¿está obligada a realizar una revisión manual de las cuentas para confirmar el domicilio con las pruebas documentales que consten en los registros de la Institución Financiera?

De acuerdo con los Comentarios del Estándar común de comunicación de información de la OCDE, no existe una obligación general de llevar a cabo una búsqueda manual de este tipo. El requisito general en este procedimiento es que el domicilio esté basado en pruebas documentales. Si la Institución financiera ha conservado una anotación de la prueba documental en la que se basa el domicilio o tiene políticas y procedimientos en vigor para asegurar que el domicilio actualizado es el mismo que el domicilio que aparece en la prueba documental proporcionada, habrá cumplido con el requisito de  que el domicilio esté basado en pruebas documentales.